Ley LISMI

LISMI o Ley de la Integración Social del Minusválido (Ley 13/1982) es la norma que establece que todas las empresas españolas o que estén establecidas en este territorio, cuya plantilla sea superior a 50 trabajadores, han de disponer la “Cuota de reserva a favor de las personas con discapacidad”, es decir, deben reservar el 2% de la plantilla a personas con una discapacidad igual o mayor al 33%.

Como medida alternativa, algunas empresas pueden quedar exentas de la anterior obligación. Para ello, deberán acogerse al cumplimiento de medidas alternativas. Las medidas alternativas reguladas en el Real Decreto 364/2005 son las siguientes:

– Contratar bienes o servicios con un trabajador discapacitado autónomo.
– Realizar donaciones a entidades sin ánimo de lucro que tengan como objeto la integración social de las personas con discapacidad.
– Contratar bienes y servicios con un Centro Especial de Empleo. En este caso, el importe contratado deberá ser, al menos, 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos múltiples anual (IPREM) por cada trabajador dejado de contratar.

Si desea más información sobre la Ley LISMI, puede descargar los archivos PDF con toda la información más abajo, o ponerse en Contacto con Nosotros.

 

Ley LISMI completa

BOE de medidas alternativas

Solicitud de declaración de excepcionalidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies